Capítulo 15.- Ruta abulense